jueves, 21 de junio de 2007

Propuestas políticas en el Discurso ante el Congreso de Angostura

En el Discurso pronunciado por Simón Bolívar el 15 de febrero de 1819, en la provincia de Guayana, con motivo de la instalación del segundo Congreso Constituyente de la República de Venezuela, se dieron muchas proposiciones políticas importantes que hoy en día se toman en cuenta en la manera actual de gobernar. Estas Propuestas fueron:
1-. Centralismo en favor al pueblo:
Simón Bolívar estaba firmemente convencido de que la mejor forma de gobernar un país era ejerciendo el federalismo ya que era una estructura que hacía muestra de la mas grande expresión de libertad en participación de la soberanía popular. La filosofía de esta manera de gobernar radicaba en que cada estado perteneciente a una nación se regiría por sus propias normas o leyes que se acogerían de acuerdo a sus características propias. Sin embargo, para Bolívar era mucho mas importante actuar en favor a lo que la nación necesitase, y en ese entonces, cuando apenas habían sido libradas las cadenas españolas, el pueblo se encontraba ciego del poder que le brindaba la libertad, y muchas de las leyes que se creaban en cada región no se adaptaban a la realidad del país, los gobernadores déspotas ejecutaban arbitrariamente, en vez de unión en contra de aquellos privadores de libertad, la desunión y desincronización cada vez se hacia más y más latente. Es por esto que Bolívar propone implantar el centralismo y así toda ley promulgada y decisión sería tomada en una capital del país.
“…Cuanto mas admiro la excelencia de la constitución Federal de Venezuela, tanto mas me persuado de la imposibilidad de su aplicación a nuestro estado…”
“…Pero fuere lo que fuere de este gobierno con respecto a la nación norteamericana, debo decir que, ni remotamente ha entrado en mi idea asimilar la situación y naturaleza de estados tan distintos como el inglés americano y el americano español, ¿No sería muy difícil aplicar a España el código de la libertad civil, política y religiosa de Inglaterra? Pues aún es más difícil adaptar a Venezuela las leyes norteamericanas…”
“…¿No dice el espíritu de las leyes que éstas deben ser propias para el pueblo que se hacen? ¿Qué las leyes deben ser relativas al clima, físico , situación, etc, del país?...”

2-.Poder Legislativo
Bolívar aludía a los gobiernos de Roma y Gran Bretaña cuando hablaba de gobernar victoriosamente, aún cuando el gobierno inglés se regía por una monarquía, “El Libertador” consideraba que tenía un toque republicano en el que se reconocía la voz soberana del pueblo, la división y equilibrio de los poderes, la libertad civil y al mismo tiempo se imponía el orden social. Por ello dice a los congresistas que estudien las leyes de Inglaterra y al mismo tiempo propone la construcción de un Poder legislativo semejante al parlamento Británico de la época. En su proposición dividía a éste Poder en dos cámaras: las de Representantes y el Senado. La Primera estaría compuesta por lo que el denominaba “sabios” que sería elegidos por el pueblo, éstos sabios se encargarían de velar por los intereses del pueblo. El segundo, quería fuera hereditario, ya que de esta manera en los problemas políticos se opondrían a las invasiones que el pueblo siempre intentaba contra la jurisdicción y autoridad de sus magistrados.
3-. Poder Judicial
Los Gobernadores o encargados de gobernar cada vez se volvían más déspotas con las leyes y muchos al verse afectados por ellas las manipulaban a su antojo. Por ello Bolívar creía conveniente crear un poder con jueces independientes que solo podían ser removidos por acusaciones formales, así se haría respetar igualitariamente las leyes de la nación.
4- Poder Ejecutivo
Una figura elegida por el poder legislativo cuidaría de que los poderes estuvieran ejerciéndose correctamente, cumpliría con el pueblo y defendería sus intereses, sin embargo sus subalternos, dirigidos por leyes cuidaría de que ésta figura no cometiera atrocidades con el poder otorgado, que en cierta manera sería el mas fuerte.

5-. Poder Moral:
Inspirado en el Areópago Ateniense, “El Libertador” Propone un poder soberano que se encargaría de la educación de la infancia, la instrucción gratuita, garantizar el cumplimiento de las leyes, el reconocimiento a la virtud, la persecución al vicio y el castigo ejemplar a la corrupción administrativa.